jueves, 28 de marzo de 2019

Salud y bienestar para nuestros hijos: Niños sanos

“De seguir así las cosas los niños del siglo XXI podrían ser la primera generación de hijos que no sobreviva a sus padres”, advierte el profesor Andrew Prentice

La salud es consecuencia de una vida sana. Si queremos que nuestros hijos estén sanos, se sientan bien, tengan energía para crecer y aprender y no les proporcionamos los elementos necesarios para la salud —los elementos que sustentan la vida—, entonces lo que estamos esperando es un milagro.

Un niño o una sociedad que no gocen de buena salud no pueden aspirar a nada. La salud es lo primero y principal. Procurar que los niños y la sociedad entera gocen de buena salud es el propósito central e indiscutible en cualquier lista de prioridades. Es vital enfocarnos en la prevención de déficit en el desarrollo, enfermedades, discapacidad y lesiones que comprometan la integridad física y moral de nuestra niñez y juventud. Prevenir es posible, es necesario, es moral, es indoloro, es inteligente, es económico, es patriótico. Dr. Joaquín Cravioto

Post relacionado:

Salud y bienestar para nuestros hijos: Niños sanos

La vida afectiva: Niños felices

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

*También lo encuentras acá: ver

No hay comentarios:

 
Technorati Profile