jueves, 26 de octubre de 2017

Evaluación familiar constructivista: La vertiente epistemológica de un modelo integrador


Como respuesta al reto considerable que supone para la terapia familiar el desarrollar modelos de evaluación, presentamos una propuesta que se articula en tres vertientes: la epistemológica, la teórica y la metodología. La posición epistemológica de este modelo es el constructivismo. En este movimiento interdisciplinar participan desde físicos, biólogos, y cibernéticos hasta terapeutas familiares. También en Psicología el constructivismo ha tenido sus representantes, entre los que cabe destacar la Teoría de los Constructos Personales de G. A. KELLY. HARRY PROCTER ha desarrollado una extensión de esta teoría que abarca los fenómenos familiares e integra los planteamientos sistémicos. Se trata de una teoría constructivista muy fructífera y elaborada de la cual se deriva un diseño metodológico para la evaluación familiar: la rejilla familiar. Su descripción se acompaña de una aplicación a una familia con un miembro alcohólico. Las ventajas principales de este modelo son su coherencia entre la posición epistemológica, la teoda y el método; su fecundidad en la generación de hipótesis c1ínicas y su potencialidad integradora entre distintos enfoques sistémicos y la Psicología de los Constructos Personales.

Ingresar

No hay comentarios:

 
Technorati Profile