sábado, 1 de julio de 2017

Trastornos del espectro autista. Una visión general


El Autismo se denomina en la actualidad como Trastorno del Espectro Autista, que afecta al desarrollo de la interacción social, obstaculiza la comunicación verbal y no verbal, su relación con el complejo mundo que les rodea, que no entienden, al proceso de la información social, así como, a sus patrones rígidos y/o restrictivos del comportamiento.

El Autismo es un trastorno del desarrollo complejo, de origen congénito, generado durante el proceso de asimilación de la información. El trastorno se manifiesta en deficiencias reciproco-sociales, problemas con la comunicación verbal y no verbal y formas rígidas de comportamiento e intereses. La presentación clínica puede ser muy diversa. Este artículo trata de las distintas capas subyacentes: la genética, la perturbación funcional del cerebro y la neuropsicología divergente, así como, del discernimiento con las tecnologías modernas. Este conocimiento permitirá ofrecer una ayuda específica y una aproximación educativa. El Autismo no se puede curar, pero a través de la estimulación y el apoyo permanente se puede hacer mucho más para mejorar la calidad de sus vidas

El Autismo ha existido desde hace siglos. Hay informes de casos a partir del S. XVIII, pero no había un nombre para describirlo. La mayoría de las Personas con Autismo, eran consideradas como retrasadas mentales, raras o excéntricas. El Dr. Leo Kanner describió este Síndrome en 1943, en once niños, con lo que hoy llamaríamos Autismo Clásico. Eran niños reservados, con lenguaje ecolálico, que no hablaban o hablaban muy poco. Tenían movimientos repetitivos o estereotipados y algunos casos tenían destrezas o islotes notables con grandes capacidades. Kanner pensó que eran potencialmente inteligentes pero que sus capacidades fueron bloqueadas por el Autismo. Este punto de vista fue realmente profético.

Ingresar

No hay comentarios:

 
Technorati Profile