domingo, 23 de abril de 2017

Diamantes por pulir: El arte de educar de 7 a 12 años

Los hijos se encuentran en la edad de oro de la educación pues son los años idóneos para desarrollar su personalidad y forjar su carácter; tienen las mejores disposiciones para ello, son como pequeños diamantes en bruto a los que hay que pulir. Es el momento de fomentar los buenos hábitos y de adquirir las virtudes que les acompañarán toda la vida.

A partir de los siete años, y hasta la llegada de la adolescencia, los padres van a vivir unos años tranquilos durante los cuales los hijos se convierten en pequeñas y encantadoras personas. Se encuentran en una segunda infancia, una etapa que es como un remanso de tranquilidad y estabilidad... Justo el mejor momento para sembrar, cuando la tierra está húmeda y blanda: aún han de transcurrir unos cuantos años antes de que la adolescencia endurezca el terreno.

Disponible sólo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver

No hay comentarios:

 
Technorati Profile