sábado, 25 de marzo de 2017

Herramientas para la elaboración de los duelos en la escuela

Este es un libro que trata sobre las pérdidas, los duelos y las muertes en el ámbito educativo. El objetivo de los autores es poder brindar, tanto a través de datos científicos, como con experiencias personales en el campo educativo, y desde los campos de la nueva tanatología, que se centra en la calidad de vida, así como desde la psicología y en particular de la psicología positiva, visiones que permitan enriquecer al educador posibilitándole tener mayor capacidad de acción y creatividad ante estas situaciones, que por lo general, terminan inmovilizando aun a aquellas personas que se demuestran hábiles en las situaciones cotidianas que presenta el día a día de las Escuelas.

Es conveniente aclarar que este libro no se trata de un recetario de técnicas aplicables sobre las diferentes comunidades de manera mecánica e irreflexiva, sino por el contrario, es un llamado a la conciencia y al aspecto humano de los docentesasí como también de los alumnos, permitiendo un acercamiento que respete la particularidad y la circunstancialidad, siendo el educando el que en definitiva terminará dando forma a cada una de estas técnicas, transformándose de este modo en co-partícipe de un cambio que se plantea como urgente y necesario.

La vulnerabilidad de las personas durante un proceso de pérdida, ya sea un niño o un adulto, puede dejar huellas tanto en su rendimiento académico como en sus relaciones sociales, actividades cotidianas, estabilidad emocional, o capacidad resiliente, y es por ello que, aunque como leeremos a continuación, la muerte es algo de lo que “nadie quiere hablar”, es tan ineludible como la vida misma y debe ser tenida en cuenta.

Desde el principio de los tiempos vida-muerte ha sido algo con lo que los hombres estamos en contacto. Nuestra educación se ha centrado en la vida, en sus etapas. Por temores o por no saber bien como hablar del tema, la muerte fue dejada de lado, negada, ocultada y muchas veces padecida como algo terrible o malo.

Actualmente y en nuestra sociedad, esta negativa se hace más fuerte, donde no solo la muerte es negada sino también todo posible cambio natural que nos lleve a pensar en ella, así pues, muchos de nuestros líderes de opinión se niegan a envejecer, proliferan productos que prometen alargarnos la vida, evitar el dolor o mantenernos jóvenes por siempre sin esfuerzo alguno.

Si entendemos la vida como una sucesión de cambios y comprendemos que, metaforicamente, cada cambio evolutivo nos pone ante una muerte simbólica, entenderiamos la vida como una serie de muertes seguidas, cada una precedida por un nacimiento, es decir, debemos dejar morir al que gatea, para que el que camina erguido pueda nacer.

Cada etapa y cada situación requiere de un marco de comprensión, contención y afecto, sin importar la naturaleza de esta pérdida, tanto sea para aquel que la vive como propia como para aquellos que le acompañan en este proceso. Seguir leyendo


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


No hay comentarios:

 
Technorati Profile