viernes, 2 de diciembre de 2016

Memoria y espanto o el recuerdo de infancia Néstor A. Braunstein


Comparto mucho los criterios, pero la realidad en cuanto vale el pasado versus alternativas del presente, duele pensar que el presente actual es mas dinámico y la valoración social implícita no tiene memoria. Que hacemos en Política?. Gracias. me siento dictador en memoria, pero déspota en inclusión externa.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


No hay comentarios:

 
Technorati Profile