jueves, 17 de noviembre de 2016

Los Psicofarsantes: una autocrítica de la psicología industrial


Los Psicofarsantes ¿Existirán en realidad? ¿O es solo una mera mal interpretación de los métodos que se utilizan en la actualidad al momento de realizar la selección de personal? Puede que sea realidad la existencia dichos Psicofarsantes, pero no de una manera general, ya que según el autor del libro este es solo un título mordaz que ha sido aceptado por el mismo, solo porque hoy en día los editores más serios, exigen títulos que no lo son.

Los Psicofarsantes, como bien lo dice el texto no es más que una severa autocrítica sobre los métodos tradicionales de selección de personal que se realizan en las diferentes empresas del mundo, los mismos que a criterios del autor son bastante obsoletos, puesto que una sola persona, en este caso el Psicólogo industrial, no podría abarcar con la amplia gama de dificultades que se presentan en las distintas actividades de reclutamiento, selección, validación y capacitación de personal para un puesto de trabajo.

Nos habla de sus inconformidades con respecto a cada uno de los temas analizados, planteándonos cuales son las falencias del Psicólogo industrial al momento de realizar su trabajo.

Plantea que es necesario establecer a un especialista en cada una de las áreas ya mencionadas, para así realizar estas actividades, sustentándose en hechos lo suficientemente comprobables y valederos.

Expone el tema de la ergonomía, una racionalidad eficaz, puesto que el psicólogo industrial que adopta el acercamiento ergonómico de los problemas, ya no tiene el sentimiento de luchar contra la nada. Por tanto sus críticas hacia este tópico no son del todo severas y a su vez lo enriquece con sabias aportaciones, quizá porque es un tema basado en la ingeniería, que se fundamenta en cálculos matemáticos y teoría fisiológica mismos que pueden ser razonados y comprobados.

Trata el tema de la evaluación de puestos, y vuelve la crítica rigurosa de la manera de realizar esta actividad, tachando su método como maleable y falto de objetividad ya que, al contar con infinidad de variables no solo internas sino también externas, estas van a influir de manera directa sobre los resultados del mismo.

Dichas variables son un buen argumento para descalificar este método, pero no debemos olvidar que en la actualidad la selección de personal y todas las actividades que de ella se derivan, no aseguran que el colaborador elegido será siempre el más optimo para dicho puesto de trabajo, sino mas bien se trata de elegir al colaborador que más se acerque a lo idóneo que exige tal puesto.

Hasta aquí el autor del texto ha aportado con valiosas consideraciones acerca del proceso de selección de personal, pero que en realidad no sabemos si tendrá aplicación práctica en nuestra sociedad, lo que sí es cierto, es que nos ayudaran enormemente a aquellas personas que estamos relacionadas con la Psicología Industrial o administración de Empresas a darnos cuenta de aquellos puntos en los cuales podemos mejorar y sacar un mejor provecho.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


 
Technorati Profile