domingo, 20 de noviembre de 2016

Familia y psicología Analia Verónica Losada


En el presente texto no se hallara a la familia armoniosa de la televisión. Aquella que recibe las complicaciones sociales sin dificultades y en cooperación permanente. Y no por el mero otorgamiento de los problemas en familias estudiadas y observadas; sino porque existen familias con intentos de superarse, no con todo superado; familias que se perdonan y disculpan; familias que se tratan de comprender, no con todo sobreentendido. En esa línea, la de la familia en construcción y crecimiento, se inscribe esta epistemología familiar.

Minuchin (1983) sostuvo que una familia normal no puede ser distinguida de la familia anormal por la ausencia de problemas. Se estima que la salud familiar guarda mayor relación con la posibilidad de cambio y adaptación a las necesidades de sus miembros que a la falta de problemas. El acento saludable pareciera estar en como abordan y resuelven las problemáticas.

Cualquier intencionalidad de llevar a una familia a través de un forzamiento al concepto de lo ideal puede vislumbrarse como una réplica de los esfuerzos de Procusto (Pittman, 1990). En la mitología griega Procusto era un posadero que ajustaba el tamaño del huésped a la medida de la cama de hierro, estirando o serruchando las partes humanas según la necesidad de adecuación al mueble.

Los grupos familiares se hallan multideterminados por los contextos, espacio y tiempo, en los que transcurren. Esta multideterminación no le otorga un rol pasivo. La expectativa, deseos e intereses de sus miembros, se postulan a la vez, como constructores del medio en el que edifican. Esa doble vertiente presenta múltiples replicas a través de las redes sociales y de los recursos de Internet. Las nuevas tecnologías poseen un impacto en las organizaciones familiares.

Se presenta a través de este texto un recorrido incompleto e inacabado por la estructura familiar a través de transiciones, dificultades y fortalezas. Y se advierte al lector que cualquier parecido con la realidad no es casualidad ni mera coincidencia.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


 
Technorati Profile