viernes, 14 de octubre de 2016

Psicoanálisis: cambios y permanencia


El psicoanálisis no está muerto, como muchos agoreros afirman. Muy por el contrario, goza de buena salud en tanto sigue produciendo discusiones, explicaciones y ayuda en los pacientes que nos convocan. En verdad, sólo está muerto para aquellos colegas que suponen un psicoanálisis congelado, no dinámico, alejado del contexto de su práctica y ajeno a los cambios que la contemporaneidad provoca en la producción de la subjetividad.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver

 
Technorati Profile