jueves, 4 de agosto de 2016

Madejas entreveradas: violencia, masculinidad y poder : varones que ejercen violencia contra sus parejas


Recuperar la visión masculina de la violencia frente a los estudios que han privilegiado su análisis únicamente desde la perspectiva de las mujeres,es uno de los objetivos del autor, en un primer intento por desentramar las madejas entrevera-das de la masculinidad, la violencia y el poder.

El argumento que sustenta este libro se enfoca en abordar estos tres elementos como procesos que se construyen, se deconstruyen, se crean,se recrean y se negocian en un contexto sociocultural que los exime de su carácter meramente aislado, individual y voluntario.

Para identificar cómo se manifiestan y entrelazan estos tres ejes en loque Ramírez llama la violencia doméstica masculina contra la pareja (VDMCP),se parte de la perspectiva de género para enmarcarla dentro de relaciones diádicas y no unívocas. La violencia implica relaciones entre actores (ejecutores y receptores) que pueden adoptar diversas acciones como par-tes integrantes de un todo más amplio (familiares, relaciones con pares,ámbito cultural), y de ahí emprender su análisis superándola como episodio y resultado de una condición patológica individual. Respecto a la masculinidad, el autor afirma que la“identidad masculina se construye con el criterio de lo que no es exclusivo de las mujeres. No se define por sí mismo, sino y sólo en función de laotra” (Ramírez 2005, 48). Este concepto incluye también un carácter relacional que posibilita entenderlo tanto frente al otro femenino como masculino, al igual que hace visible la contra-dicción de privilegios y exigencias sociales en que se sustenta. El poder no escapa de la visión dialógica del autor como “ejercicio de relación social que constituye una unidad dialéctica po-der-resistencia” (Ramírez 2005, 70),donde quien lo ejerce puede hacer uso, para mantenerlo, del recurso dela violencia física o de la persuasión ideológica sobre quien lo confronta.

Estructurada en cuatro partes, la obra alude en un primer momento a una revisión teórico-metodológica en la que se discuten y cuestionan losmodelos explicativos de la violencia masculina, se retoman algunos conceptos que la perspectiva de género propone sobre masculinidad al igual que se hace referencia a algunas teorías sobre el poder (maquiavélicas y weberianas). Ramírez pone así en tela de juicio, la percepción “tradicional”de la violencia como una práctica.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

 
Technorati Profile