jueves, 9 de junio de 2016

El síndrome del espejo: Cómo reconciliarse con la propia imagen


Vivimos rodeados de espejos, en nuestras casas, en la calle, en el trabajo, pero no solamente de espejos hechos de azogue sino también de espejos virtuales. Las pantallas de cine y televisión son grandes espejos que proyectan sin parar modelos de belleza, de lujo y perfección inalcanzables con los que no podemos evitar compararnos. La consecuencia es que muchas personas desarrollan enfermedades relacionadas con una percepción deformada de su imagen: anorexia, bulimia, dismorfia, afecciones muy graves que en ocasiones pueden llegar a ser mortales.

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver


 
Technorati Profile