sábado, 4 de junio de 2016

ANA camino al corazón: Los doce pasos de recuperación de los adultos niños


ANA Camino al Corazón te presenta el Programa ANA de Doce Pasos para que tus sentimientos de fracaso e inferioridad desaparezcan y tengas una gran fortaleza interior. Nos hemos liberado de las deficiencias de haber crecido en un hogar donde no tuvimos superación y nuestras obsesiones destructivas, como beber, fumar, etc., se han transformado y ahora tenemos una vida útil y feliz.

ANA Camino al Corazón será tu guía personal para que desarrolles una profunda fortaleza y seguridad con la sabiduría de los principios de vida del Programa ANA de Doce Pasos.

Está dirigido a quienes su niñez estuvo afectada por un medio ambiente que no fue el propicio para lograr un desarrollo sano. Este ambiente pudo haber sido la consecuencia de haber crecido en una familia disfuncional o con problemas de abuso de substancias. Nos denominamos Adultos Niños porque de niños, al haber tenido que actuar como adultos, fuimos Niños Adultos, y de adultos, las deficiencias de nuestra niñez siguen afectándonos, pero las hemos podido ir superando mediante el trabajo del Programa ANA.

Uno de los objetivos de este libro es decirte como nos hemos recuperado y poner a tu alcance este programa para que desarrolles tu proceso de superación. El programa te motiva a conocerte y restaurar tu sanidad y fortaleza interna mediante la creencia y el contacto consciente con un Poder mayor que tú, como lo quieras concebir. Si lo estudias y aplicas como lo hicimos nosotros, sanarás tus emociones dañadas y te liberarás de conductas, actitudes y adicciones destructivas. Los Doce Pasos de ANA son herramientas que te ayudan a restaurar tu equilibrio y sanidad física, mental y espiritual para que alcances la felicidad y la armonía a través del descubrimiento de un Poder mayor que tú.

Al ir creciendo nos dimos cuenta que teníamos muchos hábitos y conductas destructivas; por ejemplo, solo hay que ver los errores y la manera destructiva en relacionarnos con los demás. Al trabajar el Programa ANA, aprendimos que para liberarnos de estas conductas y actitudes era necesario recordar cómo se formaron éstos patrones destructivos; esto es, dentro de las condiciones inestables, quizás caóticas de nuestra niñez, etapa durante la cual desarrollamos conductas apropiadas en su momento para sobrevivir, pero que hoy nos sabotean, asaltan e impiden el manejo exitoso de nuestra vida. Ante la tensión y ansiedad desarrollamos conductas compulsivas y obsesivas hacia alimentos, el trabajo, el control, apostar, el sexo, etc. y en casos más destructivos comenzó el uso de substancias como el tabaco, alcohol, medicamentos, drogas, etc. para cambiar el estado de ánimo y sentirnos “aliviados y mejor.”

De adultos somos emocionalmente como cuando éramos niños y nos es difícil identificar, reconocer y expresar dolor, miedos, coraje o necesidades y seguimos creyendo que si nos abrimos para expresar nuestras necesidades, “corremos el riesgo a ser rechazados” Por ello, negamos nuestros sentimientos y necesidades y muchos preferimos preocupamos por otros que por nosotros; o encubrimos nuestros sentimientos trabajando, controlando, comiendo de más, etc. y/o usando substancias para alterar nuestro estado del ánimo como tabaco, alcohol, medicamentos, drogas, etc.

Aprenderemos a ver sin temor nuestra “sombra”, esa parte de nosotros que durante tanto tiempo hemos ignorado. Con la ayuda del programa y la fortaleza de un Poder mayor que nosotros, a quien iremos descubriendo con la práctica de los principios del Programa, cambiaremos las conductas indeseables como por ejemplo la necesidad de estar buscando aprobación, los corajes reprimidos, pensamientos obsesivos, compulsiones, el uso de substancias, conductas sexuales indeseables, etc.
El trabajo del Programa ANA no es difícil. Lo único que nos pide es buena voluntad y mente abierta. Si estudiamos y aplicamos sus principios, nuestra actitud hacia la vida cambiará, mejoraremos nuestra habilidad para amar y antes de haber llegado a la mitad del programa, te sorprenderás de tu recuperación física, mental y espiritual.

Post relacionados:

Afirmaciones diarias para adultos niños

Adultos Niños: Hijos de familias disfuncionales o con problemas por el abuso de sustancias

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

 
Technorati Profile