lunes, 2 de mayo de 2016

¿Por qué se mueren los amores?. María Cecilia Betancur


¿Porqué se mueren los amores? Los amores no se mueren porque sí. Se acaban porque se fijan en la persona equivocada, porque nacen de la necesidad o porque los dejan morir. Es frecuente caer en el error de elegir a una persona que por inmadurez afectiva, desajustes de personalidad o circunstancias recientes no está preparada para llevar una relación; así surgen los amores mortificantes. También es fácil confundir el verdadero amor, desinteresado y generoso, con el deseo de satisfacer necesidades psicológicas como la de ser completado, darle un
sentido a la vida o superar los traumas y experiencias dolorosas del pasado; cuando nacen de motivaciones equivocadas son amores menesterosos. Finalmente, pueden ser saludables al nacer, pero frágiles al crecer e incapaces de sostenerse por sí solos. Tras unos pocos años de relación, abandonados a su propia suerte, se convierten en amores huérfanos.

Usted puede encontrarse entre quienes aún no están comprometidos y desean prepararse para cuando llegue el día, entre quienes están en una relación y procuran no equivocarse, o entre aquellos que vienen de una ruptura más que los ha puesto a pensar: #¿Qué pasa conmigo? ¿Por qué se mueren mis amores?#. Cualquiera que sea su caso, aquí encontrará puntos de análisis, motivos de reflexión y propuestas de acción que lo guiarán por el camino de las parejas que son felices juntas.

Post relacionado:

Se separaron... ¡ Y fueron felices !: mentalidad abierta y comportamiento práctico para liberarse del pasado

Un amor que sirva o un adiós que libere: qué más hacer por su relación de pareja  María Cecilia Betancur

Cuando se quiere de veras  Maria Cecilia Betancur

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver

 
Technorati Profile