martes, 10 de mayo de 2016

Alcoholismo: bases para la intervención


Cada vez es más patente la gran cantidad de lagunas del conocimiento que existen en cuanto a la relación entre el alcohol y la salud. El alcoholismo, en los últimos años, ha pasado de ser un trastorno de la conducta cuya aparición estaba muy determinada por condicionantes sociales y familiares, a ser una patología que, aunque influenciada en su génesis por determinantes ambientales, evidencia una clara predisposición genética y cuya sintomatología está muy relacionada con los trastornos en la liberación de neurotransmisores que el consumo de alcohol produce. Entender el alcoholismo como, entre otras cosas, un trastorno en la fisiología de los neurotransmisores trae como consecuencia cambios drásticos en la forma de prevenir y tratar el alcohol. Por todo ello, en la Universidad de Castilla-La Mancha creímos que podría ser interesante reflexionar, en el marco de un curso de verano, sobre los cambios que en este fin de siglo se han producido en los distintos ámbitos con los que tiene relación el problema del alcohol.

Post relacionado:


Estudios de criminología III, Volume 3

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver

 
Technorati Profile