miércoles, 10 de febrero de 2016

Dormir sin lágrimas: Dejarle llorar no es la solución


Todo lo que hay que saber para resolver los problemas del sueño infantil Los trastornos del sueño infantil son para muchos padres un verdadero problema, pero también lo son, por sus secuelas y efectos nocivos, algunos de los métodos de adiestramiento que se emplean para regular este proceso y lograr ¡por fin! que los niños duerman cuando sus padres así lo deciden. En opinión de la autora de este libro, psicopediatra y especialista en el tema, «el sueño es un proceso evolutivo y todo niño sano va a dormir correctamente algún día». No hay que alterarlo, puesto que, en tanto que necesidad vital, «se sincronizará con nuestras necesidades en cada momento de nuestra vida». Así pues, dejar a su hijo llorar no es la solución, porque cuando un bebé llora es que sufre y por lo tanto necesita atención; ni tampoco lo es prohibirle las canciones de cuna o impedirle que encuentre consuelo al compartir la cama con sus padres. No se trata, pues, de aplicar un método o unas normas de disciplina, sino de abordar las diferentes situaciones con afecto y comprensión. Ello nos conducirá, como se demuestra en estas páginas, a obtener unas noches más tranquilas tanto para los padres como para los hijos. Como afirma en el prólogo Carlos González -también pediatra y autor de Mi hijo no me come- «necesitábamos información seria y veraz para despejar esta maraña de mitos y prejuicios Dormir sin lágrimas está llamado a convertirse en un clásico tanto para los padres como para los profesionales».

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver


 
Technorati Profile