sábado, 7 de noviembre de 2015

Psicología clínica. Fundamentos existenciales 2a. Edición


Esta obra aborda los fundamentos, los temas, las tareas y los objetivos que caracterizan una propuesta que busca establecer las líneas básicas de una psicología clínica que se fundamenta en una perspectiva fenomenológica- existencial. También apunta a algunas dificultades propias de un abordaje que incluye cuestiones filosóficas y epistemológicas. Los postulados básicos de una concepción del hombre son filosóficos, entre los cuales está la cuestión de la libertad y el determinismo, una premisa sujeta siempre a controversias. Sus autores han conseguido colocar al alcance de estudiantes e investigadores de este enfoque un vasto repertorio de asuntos bastante complejos, generalmente expuestos de manera desigual en tratados escritos en lengua extranjera, en un estilo no siempre esclarecedor para quien no es especialista. Han sabido también considerar algunos aportes significativos que colegas de habla luso-hispánica han hecho a este modelo de psicología en las últimas dos décadas del siglo XX.

“Fundamentos epistemológicos de la psicología fenomenológica existencial”, “Visión y concepción del ser humano”, “La psicopatología como máscara de la existencia”, “Conceptos básicos de la psicoterapia existencial”, “Fundamentos existenciales de la entrevista clínica” y “La relación terapéutica: el estar presente y el encuentro”, son algunos de los capítulos que contiene esta obra dirigida a quienes estén interesados en llegar a ser psicólogos clínicos existenciales, así como a aquellos psicólogos que deseen complementar sus perspectivas y abordajes, de forma tal que puedan seguir interpretando la realidad desde su perspectiva teórica, pero contextualizando esta última en una adecuada descripción de la experiencia de sus pacientes.

Como es sabido, la cuestión del deseo y sus conexiones con la voluntad es un asunto nada fácil de elucidar. Se fomentan todo tipo de deseos y esta palabra se usa por doquiera, pero pocos sabrían darnos una noción clara de su rasgo esencial.Experimentamos una cierta tensión excitatoria, sutil o acentuada,en relación con algo que nos motiva y nos incita; entendemos que eso es un deseo. No es siempre algo bien definido; es a menudo algo impreciso o vago. Esta parece ser la razón que lleva a la mayoría de los psicólogos a no abordar debidamente este aspecto tan fundamental en la dinámica de personalidad, yen particular de sus motivaciones. Con respecto a la voluntad,los psicólogos han llegado al punto de ignorarla en sus tratados de psicología general. May y Yalom escapan a esta omisión.De hecho, están estrechamente vinculados con conceptos tales como el querer, la intencionalidad y la decisión, todos de difícil acceso. El último gran psicólogo que le dio un capítulo en su teoría de la personalidad fue Philipp Lersch (1964), que después de diferenciarla de las tendencias endotímicas, la coloca como propia de la esfera yoica. “La voluntad es siempre una lucha contra las resistencias (escribe el autor), una postura del yo frente a ellas para su superación”

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



 
Technorati Profile