lunes, 27 de julio de 2015

Este no es el evangelio que quise ofrecerte


En éstas reflexiones sobre Un curso de milagros, Enric Corbera hace un repaso de algunas creencias arraigadas profundamente en nuestra psique personal y colectiva, creencias que dejan huella en nuestra relaciones y nuestras actitudes. En esta revisión de muchos hábitos nocivos, al principio del Capítulo 3 llega a propinar una “patada a las neuronas” como el mismo dice para que se desencajen de sus posiciones fijas. Habla sin tapujos, llamando a las cosas por su nombre, de la culpabilidad y del sacrificio, que durante tanto tiempo ha sido ensalzado a la cima de las virtudes humanas, con palabras carentes de ambigüedad: “El concepto de sacrificio ha quedado incrustado en nuestras mentes y nos condiciona de tal manera que es la causa de nuestros males y enfermedades. Es más, cuando alguien no se sacrifica, decidimos que no sabe querer, que es egoísta lo condenamos” Pero también pone luz en nuestro funcionamiento psíquico y en la amplitud de su operar cuando los llama a darnos cuenta de que “todo lo que nos rodea habla de nosotros; nuestro universo particular es la proyección de nuestro inconsciente. Integremos nuestras mentes y amemos a nuestros opuestos como a nosotros mismos”. Este es un libro valiente, directo y sin concesiones, donde la inspiración del autor se expresa libremente en un estallido de lucidez y profundidad.


Post relacionados:

Tratado en bioneuroemoción: Bases biológicas para el cambio de conciencia

Lecciones básicas de bioneuroemoción

Visión cuántica del transgeneracional. Libro de casos


El observador en bioneuroemoción

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


 
Technorati Profile