sábado, 25 de julio de 2015

El poder curativo de la atención



En las últimas décadas del siglo pasado Occidente descubrió las amplias posibilidades que la práctica de la atención vigilante ofrece para el clínico y naturalmente para el paciente sometido al estrés, o víctima de algunas disfunciones en el proceso emocional y racional corriente.

Desde hace milenios la tradición contemplativa, particularmente en Oriente, hace énfasis en el desarrollo de la capacidad de mantenerse despierto, consciente y lúcido, para alcanzar a experimentar las excelencias de la condición humana y entablar un diálogo vivo con la naturaleza y con el mundo, a través de una serie de rutinas y observancias que procuran un estado de bienestar y plenitud único.

Sobre este aspecto de la práctica viva de la atención es que esta obra hace hincapié, subrayando las potencialidades sanadoras y regeneradoras que la misma contiene, en un examen elaborado con sencillez y sin demasiadas referencias técnicas.

Para que la obra no se quede en un enunciado teórico y distante, el autor ha incluido en un segmento muy significativo de la misma, una serie de ejercicios y rutinas muy prácticos, enteramente asequibles para la mayoría de las personas.

El objetivo no es otro que procurar que cada vez más seres humanos experimenten con un nuevo estatus de bienestar y lucidez existencial, por medio del estar en el presente y conectado con la vida, una virtud verdaderamente liberadora dada la azarosa existencia que compartimos en las comunidades modernas, tan alejada del corazón de la naturaleza y de la sencilla paz de la realidad.


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver


 
Technorati Profile