miércoles, 17 de junio de 2015

Psicoterapia del este, psicoterapia del oeste



El punto débil de la psicoterapia occidental está en que comparte los mismos presupuestos que trata de curar: los presupuestos de la angustia. Presupuestos culturales que generalmente remiten a una concepción dualista del hombre y la realidad: la idea de que el hombre es un ego más o menos angélico cabalgando sobre los demonios del pantano original; una concepción que desde Platón hasta Freud, pasando por Darwin, ha ido alimentando una falsa conciencia problemática.

A diferencia de la psicoterapia occidental, los caminos orientales de liberación son, ante todo, críticas culturales. Su objetivo es, precisamente, diluir la falsa conciencia problemática, lo que Watts llama la Gran Mentira Social.

El presente libro contrapone liberación oriental y terapia occidental, analizando sus diferencias, pero también sus afinidades. Así, en el contexto occidental también se va cobrando conciencia (antipsiquiatría, terapia Gestalt, N. Brown, etc.) de que más que enfermos lo que hay son enfermedades culturales e instituciones sociales autocontradictorias.


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



 
Technorati Profile