sábado, 27 de junio de 2015

Abuso: Configuración y supervivencia. Representaciones sociales de niños y niñas y el relato de adultos sobrevivientes de abuso sexual en su niñez



Los abusos sexuales infantiles, desencadenan a menudo un proceso de victimización múltiple, que produce una traumatización compleja, la que afecta diferentes áreas de la personalidad de las víctimas, siendo también acumulativa debido a las múltiples posibilidades de victimización secundaria por la acción de miembros de la familia, la policía, jueces, profesores, así como
de los funcionarios de los sistemas sociales de protección.

Además, el uso sin tapujos de la palabra atrocidad sexual permite denunciar la ignominia que cometen ciertos adultos, la mayoría de sexo masculino, que se aprovechan y/o manipulan las necesidades y la dependencia infantil, para brindarse momentos de un goce sexual, ilegítimo, perverso y egocéntrico.

Los abusos sexuales en la infancia son primariamente abusos, no por su contenido sexual, sino
por la violencia y la violación de los derechos de los niños que implica la cobardía de manipular sus necesidades y su dependencia de los adultos. Los niños necesitan y tienen el derecho a ser amados, cuidados, estimulados, protegidos, educados y socializados por los adultos y sobre todo, por los que pertenecen a su mundo familiar, por esta razón dependen de los adultos. Para nosotros como terapeutas, que estamos en contacto en el día a día con niños y niñas víctimas de abusos sexuales, no nos cuesta comprender el hecho que, cuando los abusos se amplifican y perduran
en el tiempo, podemos asistir a un proceso de adaptación de las víctimas, que se explica por esta dependencia, pero además por la integración forzada de los falsos mensajes impuestos por estos hombres que abusan de los niños.

Descargar




 
Technorati Profile