martes, 21 de abril de 2015

Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia y bulimia nerviosas, obesidad y atracones



Hay grandes dificultades para estudiar los trastornos de la conducta alimentaria, sobre todo por las variables biológicas que quizá tengan un posible valor patogenético y/o terapéutico: poca colaboración de los pacientes; frecuentes conductas de manipulación; conductas purgativas, vómitos; gravedad biológica según el estado de enfermedad que puede conllevar riesgos para los pacientes que se investigan; dificultades en el estudio del SNC en esos estados de malnutrición, etc. Las puestas de la esperanza en este tipo de trastornos lo constituyen los avances en biología molecular, los estudios del genoma humano, la psicofarmacología experimental y los estudios con PET o SPECT, la homogenización de los grupos de estudios de estos trastornos con criterios estrictos, etc. Sin ir más lejos, se constata que hay menos estudios en cuadros de anorexia que en los de bulimia, por la mayor gravedad biológica de los primeros. 

Estos trastornos deben estudiarse, no obstante, desde un punto de vista integrador y enriquecedor, es decir, desde una aproximación integrativa, multidimensional y multifactorial, pues nadie duda de la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, de costumbres, en su aparición. En definitiva, se trata de cuadros complejos que necesitan estudios longitudinales. Si se ven con frecuencia desde el inicio, la evolución y el pronóstico serán mejores y podrán utilizarse los posibles enlaces necesarios integrativos a partir del modelo biopsicosocial.


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar
*versión muy reducida


 
Technorati Profile