martes, 21 de abril de 2015

La ultraneurona. El paradigma de la especificidad



Imagínese estar en un corpúsculo permanentemente encendido -de día y de noche- como una fábrica de luz, pero del tamaño de 30 a 100 micras; la décima parte de un milimetro.

Ahora, imagínese que adentro hay un tránsito de moléculas generando comandos desde diversos puntos estratégicos, para que se liberen sustancias químicas como si fueran juegos pirotécnicos.

Imaginese, solamente a 80 o 100 células dentro de una columna neuronal, llenas de miles de botones sinápticos y organizándose en milisegundos, chateando a toda hora como en una red social, para producir la maravillosa idea de soñar o concretar en imágenes mentales, algo tan impactante como lo que está leyendo.

Imagine ser parte de cien mil millones de neuronas, todas ellas, produciendo actividad sensorio-motora o intelectual, procesando sensaciones subjetivas, emociones, esperanzas y hasta pensamientos ilimitados.

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar


 
Technorati Profile