sábado, 4 de abril de 2015

Del olvido al no me acuerdo. Memoria emocional


¿Y como hacemos para olvidar esas emociones que no quisiéramos recordar nunca?

El Cerebro parace guardar emociones por años, o por toda la vida, en cajones ocultos de un gran armario, asegurado por claves neuronales y códigos moleculares llevados a cabo por proteínas especializadas.

De esta forma olvidamos, pero también todas las memorias afectivas, están moduladas por hormonas, como la oxitocina, los estrógenos, la progesterona, que se encuentran presentes tanto en hombres, como en mujeres.

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



 
Technorati Profile