jueves, 8 de enero de 2015

Un viaje transgeneracional a través del vínculo de pareja



A través de este estudio se retrocedeal vínculo primero, el apego del bebé a sus figuras significativas, y a la base de todo vínculo, el equilibrio entre dos necesidades humanas fundamentales, la de pertenencia y la de diferenciación.

En función de cómo el vínculo filial entre madres/padres e hijos/as por un lado y el vínculo conyugal por otro, sean capaces de evolucionar y adaptarse para satisfacer ambas necesidades, el/la adolescente y después el/la joven adulto/a, desplegará unas u otras emociones, necesidades, comportamientos y expectativas a la hora de elegir a la pareja y crear un vínculo con ésta. 

Y todo este legado de la familia de origen (FO) de una se encontrará con los mandatos, mitos y creencias que la(s) otra(s) persona(s) trae(n) a su vez en su mochila transgeneracional, dando lugar a una síntesis de ambas historias que posibilite cocrear una mitología común a la pareja, o estancando a la diada en una guerra sin fin sobre qué legado familiar debe prevalecer sobre el otro.

Ya sea como demanda de terapia familiar o de pareja, este estudio quiere poner al subsistema conyugal, el vínculo de pareja, en el centro de atención. Para ello explora el enorme potencial de los modelos de trabajo sistémico transgeneracionales de distintos maestros y maestras como Bowen, Satir, Whitaker, Boszormenyi-Nagy, Framo y Canevaro, y los aportes de otras autoras y autores para una mejor comprensión de este tipo concreto de relación amorosa.

 A través del uso de las “ampliaciones” y las sesiones con las familias de origen de los miembros de la pareja veremos ilustrado ese “volver al hogar para partir mejor” al que se refiere Canevaro: Volver para facilitar una diferenciación necesaria de la familia de origen y poder unirse a la pareja de una forma más sana que permita construir el “amor coterapeutico” del que nos habla Canevaro.


Descargar

 
Technorati Profile