lunes, 5 de enero de 2015

Psiquiatría y religión



El autor desea que este trabajo pueda ayudar a los psiquiatras que la lean a superar la indiferencia con que muchas veces toman los aspectos religiosos de sus pacientes y a comprender los profundos cambios psicológicos que la experiencia religiosa provoca en una persona.

Al mismo tiempo pretende ser un rescate. Dentro del todavía controvertido tema de salud y enfermedad, queremos afirmar, también en este campo, que así como se manifiestan fenómenos específicamente patológicos, formas claramente anormales de vivir lo religioso, como contrapartida y consecuencia misma de esta constatación, descubrimos una religiosidad sana en los ilimitados matices de la vida humana.

Hace alrededor de 5 siglos, Jean Weyer rescató la enfermedad mental de la herejía religiosa. Este otro rescate que se está dando al final de nuestro siglo, tiene una misma finalidad. En aquél momento se le daba al enfermo mental el derecho de padecer dignamente su enfermedad y por ende a ubicar el trabajo terapéutico en el ámbito de las ciencias médicas, y en este momento se busca para el hombre sano el derecho de no ser psiquiatrizado en sus valores.

En el trabajo recorre un camino histórico. La psiquiatría y la religión pasan períodos de indiferenciación, períodos de prescindencias, períodos de intromisiones y de agresiones. Hoy asistimos a un proceso de individualización que prepara un diálogo fructífero para ambas.


Descargar

 
Technorati Profile