lunes, 22 de diciembre de 2014

Detección y diagnóstico del alumnado con problemas de conducta


Desde el punto de vista clínico la sintomatología del trastorno de la conducta es amplia y compleja, y no hay que olvidar que puede ser expresión de otro trastorno psiquiátrico subyacente como una esquizofrenia. Por tanto el diagnóstico debe basarse en una exploración y evaluación cuidadosa, teniendo en cuenta el tipo de conducta, la adecuación a la edad, la frecuencia, la gravedad, el grado de perturbación de los demás y la intensidad del componente agresivo y antisocial. En la Tabla 2 se exponen los criterios diagnósticos según el Manual diagnóstico estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV).

Para que la evaluación sea correcta la información debe proceder de tres fuentes: el propio alumno, la familia y los servicios de asistencia social cuando se considere oportuno. La anamnesis tiene que ser lo más completa posible y debe hacerse una exploración neurológica y psicométrica que se completará con la exploración psiquiátrica realizada por el médico.

Descargar

 
Technorati Profile