domingo, 18 de agosto de 2013

El mimo en la escuela


Este trabajo se dirige a todas aquellas personas -hombres y mujeres, niños y adultos, estudiantes, profesores y profesionales del teatro- que deseen poner en práctica el arte del mimo con diversos fines. Esta tarea no debe estar reservada solamente a los que se proponen ser mimos profesionales.

Es evidente que, bien entendido y utilizado, también puede ser un instrumento pedagógico muy útil en la enseñanza. El gesto y el movimiento expresivos nos parecen fundamentales e indispensables en la formación de la sensibilidad de las personas. La educación corporal –entendida como: la armonía gestual, la libertad de movimientos, el dominio de sí mismo, de la propia energía psicofísica, el cono-cimiento de la vida interior y su proyección, la asimilación, la relación y expresión del mundo circundante a través de un cuerpo adiestrado- es básica en la conquista del equilibrio y perfeccionamiento humanos.

Descargar

No hay comentarios:

 
Technorati Profile