miércoles, 6 de febrero de 2013

Palabras y gestos: descubre cuando alguien está mintiendo


Un lector de este blog se ofreció para colaborar con algunas publicaciones y este es el primer envío que hace, titulado: " Palabras y gestos: descubre cuando alguien está mintiendo ". Estoy creando la etiqueta Colaboraciones para publicar los trabajos de otros colegas. Si desean enviar algún trabajo o investigación para ser publicada, deben usar el formulario de contracto.

Es muy difícil detectar cuando una persona no está siendo sincera con nosotros, para ello, necesitamos conocer bien a la persona, tener información básica sobre aquello que no es sincero y tener la mente fría, porque realmente, no existe un patrón que todo mentiroso sigue, y hay gente que disimula muy bien la mentira.

Pero si es verdad que se pueden intuir muy bien, gestos, posturas, tonos de voz, expresiones visibles en la cara y palabras, además dependiendo de como son utilizadas éstas en las frases pueden transmitirnos sinceridad o desconfianza.

Por ejemplo, en televisión, habremos experimentado mucho la sensación de ver como alguien miente y se le nota muchísimo, ¿Por qué? Lo principal es porque tenemos mucha información al respecto y tenemos un juicio muy fundamentado y sin sentimientos. Y sobre todo, porque algunos actores sobreactúan mucho para expresar la mentira, aunque no andan muy desencaminados, las alteraciones en los comportamientos normales suelen simbolizar mentira.

Hay cuatros elementos en los cuales podemos detectar la mentira, vamos a verlos a continuación, para más información acude a la consulta online:

El primero de ellos es en la cara, y el más evidente de ellos es el rubor, aunque esto se produce más comúnmente en la persona vergonzosa, el mentiroso, si es algo tímido puede presentar síntomas de enrojecimiento. Además, los cambios repentinos en la expresión facial también puede indicarnos que la persona se ve incapaz de controlar su mentira y esta alerta porque puede ser descubierto.

Las palabras también denotan la mentira, el hecho de utilizar palabras cambiantes, rectificaciones o inseguridad al expresar palabras, es un síntoma claro de mentira, además, cuando se exagera el discurso, con gesto de ofendido, puede ser una táctica evasiva para exculparse por la mentira. También el uso de más palabras de las necesarias para expresar algo son señales de que algo no va bien.



En las manos, ya que el mentiroso gesticula menos de los normal, debido a que se encuentra con la concentración puesta en elegir bien las palabras para no ser descubierto. Además, la interrupción repentina de una forma de gesticular puede suponer nerviosismo debido al autocontrol que se impone la persona que está mintiendo.

En el cuerpo, cuando una persona quiere huir, es síntoma de incomodidad derivada de la mentira, además, la respiración se vuelve intensa y profunda. Los movimientos que tienden a adoptar una postura de protección corporal también son sospechosos ya que pueden indicar una necesidad de reacción.

Si te dedicas a mentir, controla tus emociones e intenta no seguir estas pautas del mentiroso común, si crees que alguien te engaña, no dudes en poner en práctica estos consejos.

Colaboración de Enrique Jiménez, de Psicología Granada

*Nota: Psicosystem no patrocina ningún sitio web, ni hace representante a las personas que envíen sus colaboraciones, para que vendan materiales a nombre de Psicosystem como ya sucedió una vez, Psicosystem es una página sin fines de lucro y no tiene representantes, todo el material que se ofrece son recopilaciones encontradas en la web y que se puede acceder a ellas de manera gratuita.

Post relacionados, en la etiqueta: Mentira

No hay comentarios:

 
Technorati Profile