miércoles, 14 de marzo de 2012

La predicción de la violencia


En este número de la revista papeles del psicólogo tiene como objetivo la predicción de la violencia física y sexual y presenta las técnicas que se han desarrollado en los últimos 15 años para esta finalidad las cuales han mejorado la eficacia y claridad de las decisiones profesionales de los especialistas que trabajan en esta área.

 A lo largo de todo el siglo XX la base de la predicción de la violencia ha sido la peligrosidad y la identificación de este atributo individual se realiza por parte de los jueces, que son asesorados e informados por los peritos forenses quienes analizan, por medio de métodos clínicos, el estado peligroso del sujeto principalmente en clave psicopatológica. Los avances en la epidemiología psiquiátrica, en la evaluación psicológica y en la criminología han demostrado la insuficiencia de esta estrategia y han propuesto nuevos métodos de predicción de violencia basados en la valoración de los factores de riesgo que anticipan la conducta violenta. Estos nuevos métodos se han especializado en la valoraciónde tipos específicos de violencia y han surgido de la colaboración entre investigadores y profesionales para solventar, en primera instancia, la exigencia práctica de realizar predicciones eficaces. Los resultados son la puesta a disposición de los profesionales de una serie de guías y protocolos de valoración del riesgo que tienen múltiples aplicaciones y que se han generalizado rápidamente a numerosos países. En el segunda parte se trata estos cambios y los nuevos procedimientos de valoración del riesgo de violencia.

Una conclusión relevante del uso de estas nuevas técnicas es que la violencia se puede predecir eficazmente si se atiende a la especificidad de sus formas de presentación y valorando los factores de riesgo particulares para cada forma. Las técnicas mejor desarrolladas se ocupan de la predicción de la violencia física grave y las amenazas en poblaciones de delincuentes en reclusión y de enfermos mentales, tanto hospitalizados como en la comunidad, por ser poblaciones de mayor riesgo de reincidencia violenta.

En la tercer parte se presenta el HCR-20 que es una guía de valoración del riesgo de violencia apropiada para esa finalidad.

El último trabajo está dedicado a otros tipo de violencia especialmente frecuente y grave. Se trata de la violencia sexual. Para la valoraciónde este tipo de violencia se dispone de una guía específica sque se identifica con las siglas SVR-20, cuyas peculiaridades y fundamentos se describen en el último trabajo que compone este monográfico. Las guías de valoración de riesgo que aquí se presentanson el resultado de una demanda que profesionales de la psicología, la psiquiatría, la criminología, de la policía y el trabajo social realizaron a un equipo de expertos de varias universidades y centros de atención de víctimas en Canadá. Se propusieron inicialmente para su uso local pero muy rápidamente se extendieron a muchos otros países y han generado toda una serie de estudios y, a su vez, de nuevos instrumentos predictivos que se utilizan en la mayoría de países europeos (Reino Unido,Suecia, Holanda, Alemania,etc.), americanos (EE.UU., Argentina, etc.) y en España.

 
Technorati Profile