viernes, 1 de enero de 2010

Krishnamurti y la educación Jiddu Krishnamurti

En este libro plantea la necesidad de alcanzar una mente nueva, la que sólo es posible cuando el espíritu religioso y la actitud científica forman parte del mismo movimiento de la conciencia, un estado donde la actitud científica y el espíritu religioso no sean dos procesos paralelos en la mente.
Considera que tenemos dos procesos útiles: el conocimiento que capacita para adquirir dominio sobre las especialidades tecnológicas y la inteligencia nacida de la observación y conocimiento de uno mismo. Si bien es importante cultivar el intelecto y tener una mente clara, aguda, precisa y analítica, pone más énfasis en la necesidad de tener una percepción alerta y crítica del mundo externo e interno y un armonioso equilibrio entre el intelecto y la sensibilidad.

Estima que en el proceso de enseñar y aprender tanto educando como educador deben participar del mismo acto de aprender, pero no dentro de un proceso jerárquico (gurú shishya), el maestro que sabe y el alumno que no sabe y debe ser enseñado sino que ambos de funcionar al mismo nivel y a través de un proceso de preguntas y repreguntas llegar hasta las profundidades del problema expuesto y llegar a la comprensión iluminándose la mente de ambos.


 
Technorati Profile