viernes, 1 de enero de 2010

El propósito de la educación Jiddu Krishnamurti

En esta obra Krishnamurti nos pregunta ¿ que sentido tiene la educación ?, si sólo se trata de aprender materias y aprobar un examen para obtener un empleo o acaso es una preparación para comprender el proceso de la vida. Si nos preparamos tan sólo para subsistir perdemos todo el sentido de la vida y que el comprender la vida es más importante que ser diestros en matemáticas, física o lo que sea. También propone a los maestros y alumnos preguntarse ¿ por qué educamos o por qué se nos educa ?.

Jiddu Krishnamurti fue un gran escritor y orador en filosofía y espiritualidad, un gran maestro espiritual que no enseñaba una doctrina o dogma a seguir; sus principales temas incluían la revolución psicológica, el propósito de la meditación, las relaciones humanas, la naturaleza de la mente, y como llevar a cabo un cambio positivo en la sociedad, a los 90 años fue condecorado con la medalla de la paz de la ONU.

Voy a publicar una serie de libros de krishnamurti y en cada uno de ellos iré agregando otros recursos disponibles en la web como libros para descargar, videos entre otros.

El aporte de Jiddu Krishnamuti, todavía no se ha tomado realmente en cuenta y la educación sigue siendo una preparación para lograr un buen empleo, recursos materiales y tanto quienes los consiguen como aquellos que no, se van sumergiendo en el "sin sentido ", en un profundo vacío existencial.

* Esta es la web de krishnamurti y en este otro sitio, vas a encontrar enlaces para descargar libros, audiolibros y videos.

4 comentarios:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y las Organizaciones.

"Quizás recuerden ustedes la historia de cómo el diablo y un amigo suyo estaban paseando por la calle cuando vieron delante de ellos a un hombre que levantaba algo del suelo y, después de mirarlo, se lo guardaba en el bolsillo. El amigo preguntó al diablo:

"¿Qué recogió ese hombre?" "Recogió un trozo de la Verdad", contestó el diablo. "Ese es muy mal negocio para ti, entonces", dijo su amigo. "Oh, no, en absoluto", replicó el diablo, "voy a dejar que la organice".

Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La Verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede ser organizada; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a lo largo de algún sendero en particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuan imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se torna en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella.

Ustedes no pueden traer la cumbre de la montaña al valle. Si quieren llegar a la cima de la montaña, tienen que atravesar el valle y trepar por las cuestas sin temor a los peligrosos precipicios. Tienen que ascender hacia la Verdad, esta no puede "descender" ni organizarse para ustedes. El interés en las ideas es sostenido principalmente por las organizaciones, pero las organizaciones sólo despiertan el interés desde afuera.


Fragmento del discurso de disolución de la La Orden de la Estrella de Oriente. (2 de Agosto de 1929)
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

TAG dijo...

Gracias Guzman por tu aporte, saludos

jose angel dijo...

Este señor es muy directo, sin adornos, la verdad sin tapujos, cuando tenia como 20 años lei algunos de sus libros y aunque no los entendia sembraron muchas semillas en mi,

me parece una joya volverlos a encontrar,

gracias TAG,

una forma excelente de empezar el año

TAG dijo...

Hola José Angelyo también leí algunas cosas de él hace un tiempo y tengo algunos libros, pero creo que quizás en esta época sea más fácil para muchos aceptar su discurso que hace unos años.
Y todavía faltan más, saludos.

 
Technorati Profile