sábado, 11 de octubre de 2008

Motivaciones del que se auto-realiza


Entre las motivaciones del ser humano, Maslow señala dos:
1º la motivación por deficiencia.
2º La motivación por el desarrollo.

1º El que está motivado por la deficiencia depende mucho más de los otros porque sus necesidades de seguridad pertenencia, relaciones amorosas y respeto sólo pueden ser satisfechas por los demás, es decir desde fuera de la persona por lo cuál tendrá una considerable dependencia del exterior por lo que estará limitado en su autogobierno y en la dirección de su propio destino.

Sus deseos, sus caprichos, sus reglas y leyes terminan por gobernarlo y tienen que apaciguarlos a fin de no poner en riesgo su relación con las fuentes que le proporcionan satisfacción a sus necesidades es decir " los otros " y por lo mismo que está dirigido por " los otros " tiene que ser sensible a la aprobación, al afecto y buena voluntad de los demás, tendrá que adaptarse y mostrarse flexible y auto-cambiarse para acomodarse a la sit6uaci´n externa.

De este modo termina por temerle al medio ambiente ya que este puede fallarle, pu3ede defraudarlo generándose en él un estado de dependencia ansiosa que engendra en él hostilidad.

2º Mientras que el hombre que se auto-realiza está motivado por el desarrollo, depende menos del medio ambiente externo, es más autónomo y auto dirigido. Lejos de necesitar a los demás puede incluso sentirse estorbado por ellos tiene preferencia por el desasimiento y la reflexión, prefiere la intimidad.

Es más autosuficiente, reservado, las determinantes que les gobiernan son más internos ( es decir su propia naturaleza interior, sus potencialidades y capacidades, sus talentos, sus recursos latentes, sus impulsos creativos, sus necesidades de auto-conocerse, integrarse y unificarse cada vez más; ser más consciente de lo que es que de lo que desea y de cuál es su llamada vocación o destino ) que sociales y ambientales.

Al depender menos de los demás se muestra menos ambivalente con ellos, menos ansioso y hostil, necesita menos de la alabanza y el afecto, no le preocupa tanto el honor, el prestigio y la recompensa.

El ser más autónomo e independiente del medioambiente le hace más independiente de las circunstancias externas adversas como la mala suerte, las dificultades arduas, la tragedia, el esfuerzo y la privación, sus actos son más motivados por su interior que como reacciones a estímulos externos, lo cuál no significa que no haya comunicación con su medio o respeto hacia él, sino que la persona que se auto-realiza se mueve más por sus deseos y propósitos que por las presiones del medio ambiente, tiene libertad psicológica.



* Así tenemos que el que está motivado por la deficiencia depende mucho más de los otros que el que está motivado por el desarrollo o auto-realización, por lo que será más interesado, más dependiente y ansioso que el segundo ya que su dependencia atenúa y limita sus relaciones interpersonales porque contempla a las personas como la solución a sus propias necesidades y no los ve como un todo, como individuos unitarios e integrados sino los mira más desde el punto de vista utilitario, es decir en función a sus propias necesidades y lo que no guarda relación con sus necesidades es pasado por alto o le produce aburrimiento, irritación o una sensación de amenaza por lo que sus interrelaciones terminan por ser más superficiales tal como la relación que podemos tener con otros seres como un portero, un taxista, al que vemos en función a su utilidad.

Mientras que cuando no tenemos esa necesidad utilitaria de las personas de nuestra percepción se torna más objetiva y holística del ser humano ya que al no necesitarlo tenemos una mejor percepción ideográfica y estética de las personas como un todo.

Para el que se auto-realiza la aprobación y el amor del otro se basa menos en la gratitud la cuál se da por una función utilitaria de la persona percibida sino se basa más en las cualidades que se percibe en el otro, lo admira más por sus cualidades que por que este lo adule o alabe. Se le da amor porque esa persona es digna de amor y no porque proporciona amor.

La percepción desinteresada y no recompensada del otro hace que se reconozca al otro como persona, como ser humano y no como instrumento, lo cuál le resulta difícil de lograr al que está más ansioso por satisfacer un déficit.

No hay comentarios:

 
Technorati Profile